Estrategias de supervivencia: la cola de la ardilla


Como es de sobra sabido, las ardillas son uno de los platos favoritos de las serpientes de cascabel. Estos reptiles aguardan sigilosamente la llegada de las ardillas y después lanzan su rápida y mortal mordedura.
Para evitarlo, las ardillas han aprendido a agitar la cola de un lado a otro, ya que de esta manera informan a sus enemigas de que están alerta y no merece la pena atacarlas. De paso, despiertan la atención de congéneres más distraídas, para que puedan hacer lo mismo o huir a tiempo.


Con la ayuda de una ardilla robótica, Matthew Barbour y Rulon Clark, de la Universidad de San Diego, han comprobado que el truco resulta, como podemos ver en este vídeo.
En la primera escena podemos ver como la serpiente aguarda escondida y prepara su emboscada, entonces el robot-ardilla se le acerca y agita su cola. En este caso la serpiente permanece inmovil y no muestra ninguna reacción.
En la segunda escena vemos como la serpiente aguarda escondida y prepara su emboscada, entonces la ardilla-robot se le acerca pero esta vez sin mover su cola. Cuando está lo suficientemente cerca la serpiente lanza un feroz atque y muerde al robot-ardilla.



Aunque parezca sorprendente algunas veces las ardillas también atacan a las serpientes: http://curiosidades-del-reino-animal.blogspot.com/2011/11/rdilla-ataca-ferozmente-una-serpiente.html