Ostracodos luminiscentes


Los ostracodos son una clase de crustáceos de muy reducido tamaño, muchas veces microscópicos (normalmente entre 0,1 y 2 mm). Se conocen unas 13.000 especies actuales y se estima que se han descrito 65.000 especies fósiles (tantas como crustáceos actuales conocidos).
Algunos de ellos son capaces de emitir luz propia (bioluminiscencia), como en el caso del ostracodo Cypridina, que ha sido ampliamente estudiado por su abundancia.
La bioluminiscencia en este ostrácodo se produce por la oxidación de un pigmento llamado luciferina y la acción de la enzima catalizadora luciferasa.
Durante la II Guerra mundial, los japoneses empleaban incluso estos organismos pulverizados como fuente de luz para leer un mensaje o un mapa en la jungla, con sólo añadir un poco de agua.
Se cree que estos ostracodos utilizan su luminiscencia durante el ritual del cortejo, pero también han encontrado en ella una manera eficaz de defenderse de sus depredadores.
Veamos un interesante vídeo de estos ostracodos y su luminiscencia como estrategia de supervivencia: