La danza del agua del aligator


Los aligátores se encuentran casi siempre en aguas dulces, y se diferencian fácilmente de los cocodrilos por la forma de su cabeza y morro, más anchos y cortos. Los dientes no sobresalen cuando mantienen la boca cerrada, cosa que sí sucede en los cocodrilos.
Durante la primavera, en los meses de Abril y Mayo, el aligator comienza un curioso ritual dedicado a atraer la atención de las hembras. Para ello emite una serie de sonidos de baja frecuencia (infrasonidos), que pasan desapercibidos al oído humano. Estos sonidos se desplazan por el agua y la hacen vibrar, generando una multitud de gotas de agua saltarinas, y creando una especie danza del agua.