La culebra arenera


Esta serpiente del género Chilomeniscus,  está especialmente adaptada a las arenas de los desiertos, lugar en los que habita y donde se alimenta de pequeños insectos, ya que su tamaño de apenas 25 cm no le permite atrapar grandes presas.
Son de hábitos nocturnos, y gracias a la forma de yunque de su cabeza y a que es capaz de cerrar a voluntad sus fosas nasales para que no le entre la arena, la culebra arenera puede "zambullirse" y desplazarse por debajo de las finas arenas del desierto.
Veamos el curioso desplazamiento de este reptil en este vídeo: