La "danza" de las serpientes de cascabel

Cada año, cuando llega la primavera, las hembras de las serpientes de cascabel se desplazan hasta los territorios de los machos con el propósito de aparearse.
Es entonces cuando surgen las disputas entre ellos que se resuelven mediante una especie de combate en el que el objetivo es abatir a su contrincante contra el suelo.
Para ello las serpientes de cascabel elevan al máximo sus cuerpos en una especie de danza ritual que tiene como objetivo declarar un ganador y un perdedor del combate.