Estrategias animales: la serpiente que finge estar muerta

La serpiente "hocico de cerdo" pertenece al genero Heterodon y es llamada así por su hocico respingón, que utiliza para cavar.
Si se siente amenazada, tiene dos formas de defenderse: dar la impresión de que es una cobra, o hacerse la muerta.
Para la primera estrategia retrocede en actitud amenazadora, con la cabeza y el cuello aplanados y siseando fuertemente, entonces finge atacar a su agresor (a pesar de ser una especie de serpiente totalmente inofensiva).
Pero lo realmente curioso sucede cuando esta actitud no le da resultado. Entonces intenta una nueva táctica, simula caer muerta,  panza arriba, con la boca abierta y la lengua fuera, y emite un olor a carne putrefacta, como si fuese carroña (muchos depredadores no comen carroña).
Esta serpiente tiende a sobreactuar el papel de la agonía, retorciéndose cada cierto tiempo. Si un agresor de da la vuelta con el hocico, rápidamente se pone panza arriba otra vez para reanudar su dramática en inmóvil pose de muerta.