Sifaka de Verreaux, el lémur saltarín de Magadascar


Estos lémures originarios de Madagascar, son animales netamente arborícolas, de unos 6 kilos de peso que pueden saltar ágilmente hasta 13 metros entre las ramas de los bosques madagasqueños. No obstante, cuando llegan a un claro en los bosques y se ven forzados a moverse por el suelo, se vuelven torpes bailarines que saltan de lado empleando sus patas como muelles, y manteniendo el equilibrio con la ayuda de brazos y cola. El espectáculo es surrealista, mezcla de ballet bufo y película de artes marciales, pero aún así asombroso.