Maestros del camuflaje: el dragón de mar


El dragón de mar de Auastralia, se parece tanto a las algas verdaderas, que a veces los peces pequeños se refugian entre su "follaje". Estos curiosos animales, emparentados con los caballitos de mar, poseen desde la cabeza hasta la cola una especie de aletas de piel carnosa que, como si de una frondosa vegetación se tratase, flotan y se balancean con el oleaje.Generalmente viven en lechos de algas kelp, donde su camuflaje les oculta casi por completo.
Los dragones de mar pueden alcanzar los 45 cm de longitud, y se alimentan de diminutos camarones y otros invertebrados, que absorben con su larga boca tubular.
Otra curiosidad de estos dragones, es que el macho es el encargado de empollar los huevos, los cuales una vez fertilizados, los sujeta a la base de la cola y los mantiene allí hasta que eclosionan.