La cabeza del tiburón martillo

El tamaño habitual del tiburón martillo es de aproximadamente 3,7 m, pero pueden alcanzar los 6 metros de longitud y pesar casi media tonelada.
Estos depredadores acuáticos, poseen una de las cabezas mas asombrosas, curiosas y misteriosas del reino animal, la particular forma de la cabeza en forma de T, que les da el nombre popular.
Tiene  los ojos y los orificios nasales situados en los extremos de la misma, lo que ocasiona que al nadar, el movimiento de cabeza de lado a lado, le haga recorrer con la vista todo su alrededor e incluso lo que queda a sus espaldas.

Nadie sabe con exactitud por qué estos tiburones han evolucionado con esa curiosa forma de cabeza. Algunos biólogos creen que les proporciona una ventaja sensorial para encontrar a sus presas, mientras otros creen que les ayuda en la flotabilidad. Su olfato es capaz, mediante lóbulos olfativos telencefálicos incrementados, de detectar una gota de sangre a una distancia de un kilómetro y medio.