El león berebere

León berebere fotografiado en Argelia en 1893

También llamado león del Atlas y león bárbaro, el león berebere (Panthera leo leo), es originario del norte de África, y hoy en día se le considera extinto en libertad.
Muchos pueblos han reverenciado al león berebere por su fortaleza y ferocidad, entre ellos los etíopes, cuyos reyes (el último de los cuales, Haile Selassie, fue derrocado en 1974) tenían el título de Leones de Etiopía. Pero ningún pueblo dio tanta importancia a este animal como los romanos, que los importaron durante siglos para que participasen en sangrientos combates circenses contra otras fieras, o devorasen gladiadores, prisioneros y condenados cristianos. La posesión de leones llegó a convertirse en un símbolo de poder, hasta el punto de que Julio César llegó a tener un cortejo de 600 leones bereberes, y Pompeyo, uno de 400. Las capturas de los romanos hicieron mella en las poblaciones del león berebere, pero no tuvieron consecuencias tan dramáticas para los leones como la introducción de las armas de fuego en el Norte de África.
El león se extinguió hacia 1700 en Libia, y a mediados del siglo XIX lo hizo del este de África y el Tassili. En 1891 desaparecieron de Túnez y en 1893 de Argelia. Reducido ya a escasas áreas de Marruecos, se comenzó a recluir algunos ejemplares en jardines zoológicos para evitar una extinción que ya se presentía inminente. En 1922, la casa real marroquí recluyó una manada en el Zoológico Real de Temara, cuyos descendientes fueron cedidos en 1975 al Zoológico de Rabat. El último león del Atlas que vivía en libertad fue probablemente un macho tiroteado 53 años antes, aunque ha habido avistamientos sin confirmar hasta la década de 1940.
Aunque extinto en libertad , algunos individuos de esta especie sobreviven todavía en cautividad, En 1988 existían todavía 52 leones bereberes de la colección del rey marroquí en el Zoo de Rabat (24 machos y 28 hembras) y 13 mas en otras colecciones en Europa.