Maestros del mimetismo, la mariposa virrey


En esta fotogafía podemos observar el enorme parecido entre la mariposa monarca (izquierda), y la mariposa virrey (derecha), ¿ porque esta asombrosa imitación? ... muy sencillo.
Las monarcas son tóxicas porque en su etapa de orugas se alimentan de asclepias, unas hierbas que contienen unas sustancias químicas llamadas cardenólidos, y que perduran en la mariposa adulta. Son sustancias tóxicas para los vertebrados, como pájaros y lagartijas, aunque la concentración que contiene cada mariposa, y por tanto su potencia, es variable.
Debido a esto, los pájaros que tratan de comer una tóxica mariposa monarca, la escupen de inmediato, y a veces la vomitan. Incluso en ocasiones se pueden ver estas mariposas con un ala picoteada, lo que indica que un pájaro ha intentado comerla, pero ha sido disuadido por su sabor.
La mariposa virrey posee dibujos y colores casi idénticos en las alas, de modo que los pájaros la evitan también. Aunque es por completo inofensiva, su astuta imitación le evita convertirse en bocado de sus depredadores.
.