El pájaro "cuco", un impostor en toda regla

El "cuco" (Cuculus canorus), es un ave esquiva y solitaria, que tiene dos características que la hacen muy singular: la primera su inconfundible canto "cu cu", en intervalo musical de tercera mayor descendente; y la segunda, por la de poner sus huevos en nido ajeno (poliándrica).
La hembra del "cuco" pone sus huevos de uno en uno en los nidos de otras especies de aves con el propósito de que éstas los incuben y los críen. Es todo un parásito de la incubación, pero debido al riesgo que conlleva su estrategia, de los aproximadamente 20 huevos que una hembra pone en una temporada, solo conseguirán salir adelante 3 de sus crías, las demás, morirán. La señora "cuco" observa detenidamente los nidos de otras especies de aves y comienza la formación del huevo en su interior, y cuando uno de los nidos es abandonado por un instante, el "cuco" pone en 2 segundos su huevo en él y se come a uno de los forasteros. Aproximadamente 11 días después sale la cría, que en cuanto tiene 10 horas de vida comienza a tirar hacia fuera los otros huevos o a los hermanos de nido. Algunas especies como el mirlo común se dan cuenta del engaño y tiran el huevo al suelo, por lo que generalmente el "cuco" reconoce el nido de la especie donde se crió y siempre intenta "colocar" sus huevos allí, generalmente carriceros y bisbitas, aunque se sabe que el "cuco" parasita a mas de 30 especies de aves.