Colibrí, la pequeña ave acróbata



Los colibríes pueden volar hacia adelante, hacia atrás, lateralmente, en linea recta, hacia arriba, hacia abajo e incluso cabeza abajo. También pueden cazar insectos a toda velocidad o revolotear frente a una flor para probar su néctar.
Todo esto es posible porque la articulación dorsal de estos pájaros, donde se insertan las alas, se mueve en todas direcciones.
La mayoría de las aves se mueven hacia arriba o hacia abajo con la fuerza de sustentación que producen las alas al bajar, pero el colibrí mueve sus alas hacia delante o atrás, produciendo elevación con ambos movimientos.
Las alas se mueven con excepcional rapidez, a 80 golpes por segundo durante el vuelo horizontal y hasta 200 veces por segundo en las demostraciones acrobáticas propias del cortejo.