Una casa de papel, el hogar de las avispas papeleras



Resistente, ligero y duradero, el papel maché es el material de construcción de las avispas papeleras.
Estos insectos sociales construyen celdas hexagonales de papel, calculan el angulo y tamaño de las paredes y supervisan la construcción continuamente con sus antenas.
Para crear una nueva colonia, la solitaria reina sale de su hibernación y elige un lugar para el nido en algun lugar resguardado. Luego fabrica papel mediante el masticado de madera u otras fibras vegetales mezcladas con saliva, y escupe una pulpa blanda y húmeda.
La reina moldea una estalactita de papel que pega al techo del lugar donde estará el nido y que se endurece con rapidez y forma un tubo. Agrega unas cuantas celdas exagonales en la parte inferior y deposita un huevo en cada una.
Pronto sale la nueva generación de avispas, que constituye la primera población activa de la reina, las cuales se ponen a trabajar inmediatamente en la construcción de mas celdas para que la reina deposite sus huevos, para después alimentar a las crías en sus habitaciones de papel con bolitas de carne de insectos masticada.