Maestros del camuflaje: la mantis-hoja (Choeradodis)












No siempre resulta fácil distinguir una mantis, estos insectos son unos expertos en el arte del camuflaje, y pueden imitar perfectamente la forma de una hoja.
La mantis se camufla para ocultarse de los depredadores, como pájaros y lagartos, y para atrapar insectos que se posan desprevenidos sobre ella, confundiendola con una hoja.
Su cuerpo verde y aplanado y sus patas largas, semejantes a tallos, la ayudan a ocultarse entre el denso follaje


.