Falsas hormigas, el perfecto disfraz de la araña saltadora

Araña saltadora del género Myrmarachne

Las arañas saltadoras del género Myrmarachne han conseguido adoptar el aspecto de una hormiga, consiguiendo de esta manera pasar inadvertidas para sus depredadores.
El disfraz es tan perfecto que puede pasar inadvertida incluso entre las agresivas hormigas tejedoras verdes, de las que se alimenta.
Las arañas tienen dos segmentos en su cuerpo; en el caso de la araña saltadora  el abdomen se afina en su cintura estrecha,dando la impresión de que se trata de un cuerpo de hormiga, con tres segmentos. Dos manchas de color imitan al los grandes ojos compuestos de las hormigas.
Esta araña copia también la manera de moverse de las hormigas e imita las antenas moviendo las dos patas delanteras por delante de la cabeza, lo que contribuye a que parezca que esta araña tiene seis pares de patas, como la hormiga a la que imita.